Ramón Souto

CEO Cultivaunaidea.com







sábado, 19 de diciembre de 2015

El riego en el cultivo de marihuana

Yerba H2O: El Riego

el riego

La forma de realizar el riego en las macetas de marihuana, son riegos abundantes y espaciados, dejando un pequeño período de sequía, en este tiempo las raíces crecerán en busca de alguna zona de humedad que quede en la maceta. Una buena manera es realizar los riegos en espiral para que todo la tierra se empape homogéneamente.
Para el cultivo en macetas se pueden utilizar diversos productos para retener el agua más tiempo en la maceta impidiendo su evaporación, podemos usar mantillo, paja o vermiculita en la capa superior de la maceta impidiendo que la luz incida directamente sobre ella facilitando la evaporación.

¿CÓMO MEJORAR MI AGUA DE RIEGO?
riego foliar cannabis

Mantener la solución nutriente de nuestras plantas correctamente oxigenada mejora con creces la asimilación de los nutrientes por nuestras plantas. Al igual que el ser humano, las plantas necesitan el oxígeno para sobrevivir y poder llevar a cabo todas sus funciones vitales correctamente. 
El agua estancada es una fuente de microorganismos a parte de su falta de oxigeno, para remediarlo solo necesitaremos una bomba de aire, tubo y una piedra difusora, con todo ello aportaremos una fuente constante de oxigeno en el tanque a parte de mantener un flujo continuo de agua con los nutrientes completamente disueltos, evitando la aparición de enfermedades y microorganismos en el agua.
Si usamos agua del grifo es necesario declorarla, para realizarlo dejamos el agua reposar durante 24-48 horas para asegurarnos de que el cloro se ha eliminado. Si no utilizamos sistemas de dióxido de carbono (CO2) en nuestro cultivo, existen en los GrowShops unas pastillas que de disuelven en el agua, disolviéndose y aportando mayores concentraciones de CO2 al agua.

¿FRÍA O CALIENTE?: TEMPERATURA IDEAL
Me he fijado que muchos cultivadores no le prestan atención a este punto y riegan tal como les sale el agua, siendo esto un error ya que el agua por debajo de los 15ºC bloquea el crecimiento a la planta e impide el inicio de la floración. La temperatura idónea para el riego del cannabis ronda por los 20-22ºC, con esto las raíces no sufren, realizando correctamente todas sus funciones.
En las estación invernal, en los meses más fríos es cuando más imprescindible es controlar la temperatura del agua, para asegurarnos podemos colocar un calentador de agua (como el de los acuarios) para mantener el agua del tanque a una temperatura constante.
Con el agua demasiado caliente, la concentración de oxigeno disminuye en relación al incremento de temperatura, a su vez la planta puede sufrir bloqueos y dejar de asimilar algún nutriente, sufriendo a correlación de esto distintas carencias. Cuando regamos con el agua muy fría, las raíces de la planta se bloquean dejando de realizar la función de absorción de nutrientes, provocando un parón en el crecimiento o floración de nuestras plantas.



¿CUÁNDO ES LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA REGAR?
riego cannabis

La hora del día para realizar los riegos son aquellos momentos en el que el calor disminuye o no es demasiado intenso como para poder dañar las raíces. Con respecto a la mejor hora del día existen muchas discrepancias entre los cultivadores ya que unos prefieren al amanecer a las primeras horas del día y otros por la noche cuando ya se ha ocultado el sol. Yo siempre recomiendo regar a las primeras horas del día para que las plantas siempre tengan disponibilidad hídrica durante el día, ya que e durante el día cuando suceden la mayoría de los procesos fotosintéticos.

¿CÓMO REGAR MIS PLANTAS? ¿CÓMO SABER CUANDO HAY QUE REGAR?
Las plantas de cannabis no le gustan los riegos continuados sin descanso, por el contrario prefieren riegos abundantes dejando secar bien el sustrato antes de realizar el siguiente riego. Cuando riego suelo hacerlo en espiral y lentamente para que el sustrato sea capaz de ir asimilando todo el agua, si riegas de golpe el agua empezará a salir por los lados y con el tiempo la tierra se apelmazará.
Para regar, lo mejor es usar una regadera grande que disponga de muchos agujero cuantos más mejor, ya que a mayor número el agua saldrá más controlada y sin tanta fuerza, esto ayudará a que la tierra no se apelmace. Para saber si hay que regar existen dos métodos habituales:

  1. Pesar una maceta recién regada e ir comprobando cuanto tarda en perder el agua, una vez comprobados los pesos ya sabremos cual es el peso que tiene que tener la maceta para aplicarle de nuevo otro riego.
  2. En este método para comprobar, hundiremos un dedo unos 2cm aproximadamente en la tierra, si la tierra se nos queda pegada al dedo aún no será el momento si, por el contrario, la tierra se desprende de tu dedo con facilidad hay que regar.Si llegamos a nuestro jardín y encontramos nuestras plantas con las hojas completamente decaídas, con el tallo débil y sin fuerza es síntoma de que nos hemos pasado de tiempo y es imperante dar un riego a las plantas.

    Si nuestras plantas continúan durante un periodo largo de tiempo en esas condiciones pueden llegar a morir. Para solucionarlo realizamos un riego lento pero profundo, en una o dos horas nuestras plantas se habrán recuperado completamente. Es recomendable el uso de platos debajo de su maceta o una bandeja de cultivo para todo el armario, ya que muchas veces después de regar las plantas debido al apelmazamiento del sustrato drena rápidamente el agua, al quedar a la bandeja vuelve a absorbe mediante capilaridad (propiedad de los líquidos que dependen de su tensión superficial).
exceso riego cannabis

CONSEJOS:
  • Si disponemos de una terraza o jardín debemos conseguir un bidón de gran capacidad 100 0 150 l , lo dejamos en un sitio donde no de demasiado el sol ya que lo vamos a utilizar para recoger el agua de la lluvia y si lo exponemos mucho a elevadas temperaturas se evaporara antes. El agua de lluvia es perfecta para realizar riegos a nuestras plantas sin necesidad de regular el PH, podemos echar un gota de lejía en el bidón para prevenir la aparición de bacterias y microorganismos a la vez que evita que la solución se acidifique.
  • Por la zona norte de España no es necesario realizarlo debido a las grandes y continuadas precipitaciones, esto es una ventaja que a su vez genera un inconveniente, en estas zonas climáticas hay que prevenir el ataque de los hongos (oidio, botrytis…) que son comunes debido a la humedad del ambiente.
  • Si no disponemos de la anterior posibilidad, podemos usar agua destilada o del supermercado de baja mineralización (alrededor de 10-20 mg por litro) para regar nuestras plántulas mientras son demasiado pequeñas o los esquejes que tengamos enraizando, favorecerá a que nuestros esquejes o pequeñas plántulas nazcan sanos, sin ninguna acumulación de sales en el sustrato.
  • Para facilitar la aireación del sustrato usaremos perlita en su mezcla y para facilitar el drenaje de la maceta colocaremos una capa de arlita de unos 2cm.
  • Siempre hay que tener en cuenta que al suelo no le gusta el exceso de humedad pero tampoco la sequía prolongada.
    Una continuamente llena de agua en el suelo obliga a las raíces a dejar de respirar ya que no les permiten captar oxigeno, si esto prosigue la planta paralizara su crecimiento y acabaran produciéndose podredumbres en raíces y tallos.
  • Durante la etapa de floración estar muy pendientes de que nuestra planta no sufra estrés hídrico, en esta fase es cuando la planta necesita cantidades más grandes de agua y la falta de esta afectaría a nuestra producción final.
  • Al último riego del lavado de raíces le podéis echar algún producto para acelerar el proceso de desintegración de los nutrientes, siguiendo las indicacones de los fabricantes no modificarán el sabor o olor de nuestra cosecha.
  • Si nos vamos unos días de vacaciones un sistema es comprar una bandeja de cultivo, realizar un riego directamente en la bandeja con el agua y nutrientes que íbamos a usar esos días, las plantas lo absorberán por capilaridad, esto quiere decir que las beberán según lo vayan necesitando.
  • Los últimos días antes de cortar podemos estresar hídricamente a la planta, dejándola secar bien hasta el momento de la cosecha, favoreciendo a un aumento de la resina (mecanismo natural de la planta para protegerse de la deshidratación) en los últimos días

plantula cannabis

Ahora ya tenéis unos cuantos consejos para mejorar vuestra agua de riego, lo más importante es que aprendamos a reconocer fácilmente las demandas de agua de nuestras plantas, intentando que nunca pasen demasiado tiempo sin regar y no excederse regando todos los días ya que es posible que se pudran las raíces o aparezca algún hongo inesperado.

Mucha gente no presta atención al agua de riego, generando después numerosos problemas en el cultivo (detención del crecimiento, bloqueos nutricionales, disminución de cosecha...), dedicándole un poco de tiempo en cada riego nuestras plantas nos lo agradecerán devolviéndonos una cosecha más que abundante, ya nos iréis contando vuestras experiencias en las redes sociales.

FUENTE: RedYerba



0 comentarios:

Publicar un comentario


 

Cultivaunaidea.com

Cultivaunaidea.com es un blog dedicado a la enseñanza cannábica, cada persona podrá autocultivar su propia medicina sin recurrir al mercado negro, una de las grandes lacras que mantiene la prohibición del cannabis. Buenos humos y a cultivar ideas

work Publicidad

http Webs Amigas

map Contacto

person Sobre mí

place Galicia, España

person_add +RamónSouto


Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.