Ramón Souto

CEO Cultivaunaidea.com







viernes, 22 de enero de 2016

¿Cómo bebe el cannabis?


portada agua cannabis


¿CÓMO BEBEN NUESTRAS PLANTAS?

Las plantas se alimentan de todos los nutrientes disueltos en el agua, esta funciona como un canal de transporte de los iones disueltos en el agua para que las raíces puedan realizar correctamente su absorción.

Todas las plantas pasan por tres fases para llevar a cabo su alimentación:
  1. La absorción del agua mediante las raíces: A través de las raíces absorben el agua y todos los minerales disueltos en ella, esta mezcla es conocida como savia bruta.
  2. La transformación de savia bruta en savia elaborada (alimento de las plantas): Para que la savia bruta pueda ser transformada necesita subir a través de unos conductos especializados en la conducción de agua ,por el xilema (conducto leñoso que conduce el agua y minerales de forma ascendente), desde la raíz hasta llegar a las hojas. El xilema es conocido como leño.
    Las hojas vienen a ser como nuestros pulmones, debido a la respiración estas se llenan de CO2 que se mezcla con la savia bruta, mediante una multitud de cambios y procesos sucedidos en el interior de las hojas la savia bruta se convierte en savia elaborada, este proceso es conocido como fotosíntesis. Las hojas utilizan el agua como medio para extraer el hidrógeno a partir del cual convierten en glucosa (compuesto vital las plantas).
  3. Distribución de la savia elaborada por toda la planta: El floema (líber o tejido criboso) es la responsable de recoger la savia elaborada de las zonas de síntesis, como las hojas. Se encarga de desplazar todas las sustancias orgánicas carbonadas generadas durante la fotosíntesis a todas las zonas de la planta donde sean precisas. El floema es el principal elemento de sostén de la planta pero, sobretodo aquellas con un crecimiento secundario.

TIPO DE AGUA: DURA O BLANDA

El agua se clasifica en dura o blanda según la concentración de sales minerales que contenga, la dureza del agua viene predeterminada por la cantidad de iones de Calcio (Ca) y Magnesio (Mg) disueltos en el agua.

Para calcular la dureza del agua  utilizamos la siguiente fórmula:

(mg/l  Ca x 2.5 + mg/l Mg  x 4.2) / 10, el resultado de esta operación se mide en los grados hidrométricos franceses (ºH F)


Riego en el cultivo de marihuana

Clasificación de la dureza del agua en ms/cm2:


NIVEL DE MS/CM2

TIPO DE AGUA
0,01 a 0,14 ms/cm2
Agua muy blanda
0,14 a 0,30 ms/cm2
Agua blanda
0,30 a 0,50 ms/cm2
Agua ligeramente blanda
0,50 a 0,64 ms/cm2
Agua ligeramente dura
0,64 a 0,84 ms/cm2
Agua dura
Superior a 0,84 ms/cm2
Agua muy dura

La dureza del agua viene predeterminada por las formaciones geológicas por las que se desplaza el agua arrastrando los compuestos minerales que encuentra por el camino. El agua blanda que contiene una baja cantidad de sales minerales proviene de acuíferos con alto contenido en sílice (granito), con cantidades ínfimas de Ca y Mg. Sin embargo, las aguas subterráneas que provienen de acuíferos carbonatados (piedra caliza), traen un agua con una mayor dureza y altos índices de sales minerales en su composición.

Si regamos nuestras plantas con aguas muy duras, corremos el riesgo de bloquear la asimilación de determinados nutrientes como el fósforo (P) o el potasio (K) provocando carencias de estos debido a las altas concentraciones de Ca o Mg. Por el contrario, como ocurre en mi caso, aquí en Galicia tenemos aguas muy blandas y para no padecer carencias de Ca y Mg es necesario usar una gama de fertilizantes que los incluya en su tabla nutritiva.

cannabis riego


¿QUÉ ES EL LAVADO DE RAÍCES? ¿PARA QUE SIRVE? ¿CUÁNDO SE REALIZA?

En algún momento de la vida de nuestras plantas pueden sufrir ciertos bloqueos nutricionales (cuando las raíces no son capaces de absorber determinados nutrientes) debido a la acumulación de sales de la tierra, esto puede ser por un exceso de abonado o por una mala calibración en los parámetros (PH y EC) del agua de riego. Todo esto nos puede llevar a que nuestra planta sufra exceso o carencias, llegando a clorosis o necrosis de las hojas que sino se remedia podría llegar al punto de no retorno.
El lavado de raíces consiste en realizar un riego de agua por el triple de litros de capacidad que tenga la maceta (si usamos macetas de 7l lo multiplicamos por 3 y nos da 21l y esta sería la cantidad a utilizar), esta agua debe tener un PH de 6,2 siendo aptos los valores cercanos a 6, debe tener una EC  muy baja (podemos usar agua destilada o mineral de baja mineralización). Un truco para ahorrarnos algo de dinero es usar agua normal del grifo y los últimos litros hacerlo con agua destilada para que sea la que queda en el sustrato.

El lavado de raíces nos ayuda a arrastrar fuera de la maceta todo el exceso de sales (nutrientes) acumulados después de tantos abonados, intentamos dejar un suelo prácticamente inerte aunque siempre quedará algo pero nuestra intención es sacar la mayor parte de ellos.

riego esquejes cannalita

Existen dos momentos fundamentales para aplicar el lavado de raíces, uno antes de pasarlas a floración para evitar excesos de nutrientes a lo largo del cultivo ya que, las sales poco a poco se van depositando por el sustrato pudiendo llegar a producir sobrefertilizaciones. El segundo momento es unos 10 o 15 días antes de la cosecha favoreciendo el arrastre de todos esos nutrientes. Después de este último lavado hasta la cosecha se riega con un PH de 6,2 y una EC baja, es normal que las plantas comiencen a amarillear antes de la cosecha no os preocupéis es buen augurio, esto se debe a que al faltarles alimento buscan sustancias de reserva que encuentran en las hojas, alimentándose de los nutrientes que estas contienen.

¿Nunca os ha pasado que al fumar de algún cogollo que tiene un humo áspero, que rasca al descender por la garganta, os  deja un mal sabor de boca?. Pues bien,  esto se debe a un exceso de abono al no darle tiempo a la planta a eliminar las sales del sustrato. Con un lavado de raíces profundo conseguimos un humo denso y suave, que se desliza como terciopelo por el paladar, mejorando el sabor y aroma de cualquier variedad de cannabis que cultivemos (incluyendo las autoflorecientes).
Es importante realizar un lavado de raíces no solo para mejorar las cualidades de nuestras plantas también para que nuestra salud no se vea afectada ya que, independientemente de que el abono sea químico o orgánico no es beneficioso para nuestro organismo..

En resumen, el agua, más allá de los procesos estrictamente de riego,  es un factor fundamental a tener en cuenta por todo buen cultivador.  Como diría Bruce Lee, “be water, my friend”.


FUENTE: Revista Yerba




0 comentarios:

Publicar un comentario


 

Cultivaunaidea.com

Cultivaunaidea.com es un blog dedicado a la enseñanza cannábica, cada persona podrá autocultivar su propia medicina sin recurrir al mercado negro, una de las grandes lacras que mantiene la prohibición del cannabis. Buenos humos y a cultivar ideas

work Publicidad

http Webs Amigas

map Contacto

person Sobre mí

place Galicia, España

person_add +RamónSouto


Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.