Ramón Souto

CEO Cultivaunaidea.com







sábado, 9 de julio de 2016

Los Fotoperiodos en el Cultivo de Marihuana

Los Fotoperiodos en el Cultivo de Marihuana


Las plantas necesitan grandes cantidades de luz (lúmenes) para crecer rápidamente y brindar una copiosa cosecha pero, de la misma forma que el ser humano necesita descansar después de todo un día trabajando, las plantas también necesitan dormir después de realizar una serie de procesos metabólicos.

Distintos fotoperiodos para el cultivo de marihuana


Para aclarar, voy a intentar dar una definición sencilla de lo que es el fotoperiodo, lo podemos describir como una relación entre las horas de luz y las horas de oscuridad que las plantas reciben diariamente. Los dos fotoperiodos más usados en el cultivo de marihuana son el de 18 horas de luz y 6 de oscuridad  durante la fase vegetativa y 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad en la etapa de floración.

Pero usando distintas técnicas tanto en interior como en exterior podemos modificar estos fotoperiodos para poder cosechar a nuestro antojo, pudiendo acelerar las cosechas o alargarlas dependiendo de nuestras necesidades.


PLANTAS FOTODEPENDIENTES O AUTOFLORECIENTES

La planta del cannabis se caracteriza por ser fotodependiente, esto quiere decir que,  este tipo necesita que los días se acorten y las noches se alarguen para poder entrar en floración. Cuando las noches son de unas 10 o 12 horas de oscuridad total continuada la planta entrará en floración. Esto es una gran ventaja, nos permite conservar una planta en fase vegetativa durante períodos largos de tiempo, gracias a esto podemos realizar el mantenimiento de madres y conservarlas debido a sus cualidades.

Al contrario de estas, las genéticas autoflorecientes o automáticas no dependen de ningún ciclo de luz para su desarrollo, comienzan a florecer solas al alcanzar su madurez sexual, esto suele ocurrir al cumplir aproximadamente un mes desde su germinación. Son una buena opción para el cultivo urbano en terraza ya que, al no afectarle la luz en su periodo de oscuridad (es muy habitual que en plena ciudad recibamos la luz de alguna farola o letrero luminoso durante la noche) pueden desarrollar igualmente su floración. Al no depender de ningún tipo de fotoperiodo no podremos mantener madres ni hacer esquejes que desarrollen adecuadamente.


OTROS FOTOPERIODOS DISTINTOS:



Cultivo 24/0:


Es un fotoperiodo muy popular entre los cultivadores durante la etapa vegetativa, los que lo defienden dicen obtener un mayor crecimiento y plantas más vigorosas. Durante un tiempo usé este método para el enraizado de esquejes y crecimiento, y a día de hoy sigo prefiriendo el ciclo de 18/6, esto es debido a que como mencioné antes las plantas necesitan un momento de descanso (evitando así el posible estrés generado), además este fotoperiodo incrementa considerablemente la factura de la luz.

Cultivo 20/4:


Me parece la opción ideal para el cultivo de variedades autoflorecientes en interior, aumentándole dos horas diarias conseguiremos que la planta crezca rápidamente cosa que, en las variedades no fotodependientes es necesario un crecimiento rápido, sano y vigoroso sino podrían quedarnos raquíticas (gran problema de las autos), si durante la fase vegetativa padecen algún tipo de estrés ralentizarán su crecimiento. Se usas también en las variedades fotodependientes para acelerar la etapa vegetativa.

Cultivo 18/0:


El fotoperiodo tradicional de la etapa vegetativa en el cultivo de cannabis en interior, se le dan 18 horas de luz y 6 de oscuridad.

Cultivo 16/0:


Es un ciclo de luz distinto a lo habitual, dándole estas horas de luz la planta no entrará en floración y seguirá desarrollándose vegetativamente. Al disponer solo de 16 horas de luz las plantas crecen más lentamente. Esta técnica es más económica que la anterior al ahorrarnos dos horas de luz diarias (60 mensuales).

Cultivo 12/12:


Es el fotoperiodo más común para la etapa de la floración del cannabis, realizándose este cambio de forma brusca, bajando de 18 horas de luz diarias a solamente 12.

También es un método en el que se cultiva en régimen de 12/12 desdela germinación a la cosecha. Este método supone un gran ahorro energético al ahorrarnos 6 horas diarias durante un mes. Es muy recomendable usarlo con plantas sativas que triplican su altura, haciéndolo de esta manera crecerán con una forma arbustiva, desarrollándose lateralmente y con una distancia internodal más pequeña. Este también es el fotoperiodo tradicional para entrar en floración.


fotoperiodo de crecimiento en el cultivo de cannabis

Cultivo de Reinhard Delp (Cultivo 12/1):


Es el fotoperiodo más inusual, es el que más se diferencia del resto con diferencia. El ciclo lumínico consiste en darles doce horas de luz continuas, luego 5 cinco horas y media de oscuridad, después una hora de luz y para finalizar otras 5 horas y media de oscuridad. Se le conoce por el “ciclo 12/1” porque son las horas de luz que recibe.

En cuanto al desarrollo de las plantas, la aplicación de este método tiene ciertas peculiaridades como que las plantas tienen un crecimiento más lento y obtienen una forma más arbustiva porque la planta aumenta su desarrollo lateral de las ramas secundarias y una vez entrada en la prefloración estiran menos (siendo una buena elección el uso de sativas para controlar mejor su altura en interior) que con otras metodologías.

Si usamos esta técnica os daréis cuenta que el ciclo seco – húmedo de la maceta se alarga por consiguiente, deberemos regar menos y aplicar una cantidad inferior de abonos. Otra ventaja que nos ofrece este tipo de cultivo es que al tener menos horas encendida la iluminación estamos alargando su vida y podremos alargarlos unos cuantos cultivos más.

Pero no es oro todo lo que reluce, por lo que tengo leído por ahí al ser un fotoperiodo muy distinto a lo que pasa en la naturaleza puede llegar a producirse algún tipo de estrés en las plantas como por ejemplo un posible hermafroditismo o que las plantas se espiguen al principio del crecimiento, otro posible problema es una producción menor en la cosecha y una cantidad menor de cannabinoides que posiblemente sea debido a que reciben muchas menos horas de luz. Yo solo he realizado un par de veces esta técnica con unos resultados bastante aceptables pero, esto no quiere decir que vaya a pasar con todas las variedades.

Otra peculiaridad que tiene este tipo de cultivo es que el ciclo de floración también es distinto al resto, pudiendo comenzar con 11 horas de luz y 13 de oscuridad o con 10 horas de luz y 14 de oscuridad,  luego cada dos semanas vamos bajando media hora de luz hasta llegar a 9 horas de luz y 15 de oscuridad, si cultivamos sativas puras de floraciones muy tardías podríamos seguir rebajando la luz hasta llegar a 6,5 horas de luz y 17,5 de oscuridad, notándose también una pequeña aceleración en la maduración de las flores y pudiendo cosechar un poco antes que de manera tradicional.


¿CÓMO TRABAJAR SIN INTERRUMPIR EL FOTOPERIODO?


Muchos cultivadores tienen que trabajar en sus plantas durante la fase de oscuridad, pero como no podemos encender ninguna luz para evitar la contaminación lumínica hay que buscar otras alternativas (bombilla Dark Night).

Gracias a las bombillas “Dark Night “podemos trabajar tranquilamente en nuestro cultivo aún cuando los focos estén apagados, esto es debido a que, esta bombilla fue diseñada con una especie de filtro en su interior, este se encarga de eliminar todas las longitudes de onda excepto la de color verde (511 nm), aunque siempre es bueno controlar que no nos pasemos de tiempo ya que las plantas prefieren la oscuridad.


¿POR QUÉ MIS PLANTAS NO LLEGAN A FLORECER?


Muchas veces los cultivadores que plantan en exterior se hacen la misma pregunta ¿Por qué no florecen mis plantas? La respuesta casi siempre es muy sencilla: CONTAMINACIÓN LUMÍNICA.

Cuando se cultiva en exterior, ya sea un jardín, galería o terraza es muy importante que no llegue la luz hasta nuestras plantas. Esto provoca que se interrumpa la fase oscura de la planta, recibiendo una exposición mayor de luz y por consiguiente la planta continua desarrollándose vegetativamente.

Para comprobar si puedes tener o no contaminación lumínica, solo tienes que coger un libro o revista, ponerte de noche al lado de las plantas y comprobar si das leído; si das leído llega más luz de la necesaria y por eso la planta no florece o lo hace más tarde.

Cuando la marihuana sufre una contaminación lumínica y empieza a florecer, suele pasar que la planta se espigue al igual que sus flores, que se retrasen mucho en comenzar la floración y a su vez tampoco llega a terminar de florecer, porque continuamente están saliendo nuevos pistilos blancos que nunca llegan a madurar del todo.


 UN CRECIMIENTO Y UNA FLORACIÓN FORZOSA


Crecimiento Forzoso:


Muchos cultivadores se preparan para el cultivo exterior empezando en sus armarios de interior, dándoles la ventaja de ir ganando un buen crecimiento y formando un buen sistema radicular para poder sacarlas al exterior. A la hora de sacarlas se recomienda que los primeros días se sitúen a media sombra, así las plantas se irán adaptando poco a poco a la luz solar.

Si los cultivadores sacan sus plantas antes de Marzo (época de aumento de temperaturas), estas se pondrán a florecer debido a que las noche son más cortas, para que esto no suceda se interrumpe el ciclo de oscuridad aportándole una media hora de luz en medio de la noche, gracias a esto la planta no entrará en floración y continuará su etapa vegetativa.

Floración Forzosa:


Este tipo de técnica nos ofrece diversas ventajas: Si disponemos de un buen clima podemos cultivar todo el año como si de autoflorecientes se tratase, podemos decidir cuando pasarlas a floración y a la altura deseada (una buena idea si tenemos vecinos chusmas).

Este método requiere tener que mover las macetas continuamente, para que esto no sea tan laborioso debemos de usar unas macetas de un tamaño aceptable para el transporte (máx. 25 litros), sino siempre podemos usar las macetas o jardineras con ruedas o hacernos una base de madera con ruedas para moverlas de un sitio a otro.



A DORMIR ANTES DE COSECHAR:


Una técnica muy utilizada por los cultivadores es la de dejar las plantas de 24 a 48 horas en total oscuridad antes de ser cosechadas.
¿Por qué lo hacen? Durante la fase oscura de las plantas la enzima rubilasa 1,5-bifosfato (RuBisCO) se une al dióxido de carbono (CO2) que encuentra en el aire, devolviendo como resultado una serie de compuestos orgánico (Hidratos de Carbono y azúcares), este proceso es parte del conocido “Ciclo de Calvin”.

Esto favorece a un incremento de estos compuestos orgánicos en nuestras flores antes de cosechar, dichos compuestos se transformaran en cannabinoides una vez realizados correctamente los procesos de secado y curado. A imple vista es muy difícil de verificar pero he notado varias veces un aumento de resina en la plantas que se dejan dormir dos días antes del corte.


A TENER EN CUENTA:


Cuántas más horas de luz tengan nuestras plantas, mayores serán las necesidades hídricas y alimenticias de estas, esto se debe a que al realizar durante más tiempo los procesos metabólicos de la fotosíntesis necesita reponer toda la energía gastada.

Nunca debemos interrumpir las horas de oscuridad a no ser que estemos usando el fotoperiodo de “Reinhard Delp”.

Un truco para que nuestras plantas se estiren menos durante la prefloración es establecer esas dos primeras semanas un régimen de 11 horas de luz y 13 de oscuridad, con ello conseguimos que las plantas tengan una distancia intermodal menor que con el otro método, una vez pasado ese tiempo las volvemos a poner en el fotoperiodo habitual de 12/12.





Con todo lo dicho anteriormente lo que queda claro es que no solo hay un camino para llegar a la meta, cada uno debe elegir la que cree que es su mejor opción y llevarla a la práctica.

Si alguno decide probar alguna de estas técnicas, agradezco que nos dejen los comentarios en el blog, contándonos sus experiencias para que todos podamos aprender unos de otros.

Como siempre me despido de vosotros hasta el próximo artículo, os deseo unos buenos humos y a cultivar idea.





Imprimir Imprimir el artículo



4 comentarios:

  1. Excelente! Este te lo pediré prestado para publicarlo en mi página. Te hablé hace un tiempo para decirte que pronto lo iba a hacer, ahora llegó el momento jajaj. Saludos desde Chile, Ramón!
    De otro Ramón :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contacta conmigo cuando lo necesites y hablamos de como hacerlo, sin querer te conteste abajo.en otro comentario jeje buenos humos

      Eliminar
  2. Un cultivo 24/0 no es muy recomendable aunque solo sea en crecimiento, si que es verdad que el crecimiento es más rápido, pero el riesgo de estrés y hacer que las semillas feminizadas acaben siendo hermafroditas es muy elevado.
    Como siempre, muy buen artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto es verdad que aumenta una tendencia al hermafroditismo con ese ciclo, muchas gracias por aportarnos más conocimientos el Rincón de María.
      RAMÓN...Cuando necesites los textos avisame y te digo como lo hacemos, muchísimas gracias a los dos por comentar. Buenos humosy a cultivar ideas

      Eliminar


 

Cultivaunaidea.com

Cultivaunaidea.com es un blog dedicado a la enseñanza cannábica, cada persona podrá autocultivar su propia medicina sin recurrir al mercado negro, una de las grandes lacras que mantiene la prohibición del cannabis. Buenos humos y a cultivar ideas

work Publicidad

http Webs Amigas

map Contacto

person Sobre mí

place Galicia, España

person_add +RamónSouto


Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.