Ramón Souto

CEO Cultivaunaidea.com







jueves, 18 de agosto de 2016

Las macetas en el cultivo de marihuana

MACETAS DE CULTIVO (El refugio de las raíces)


Las macetas son el soporte del sustrato que será colonizado por el sistema radicular de nuestras plantas, al igual que el ser humano las plantas: nacen, crecen, desarrollan… por eso es muy importante en el cultivo de marihuana los trasplantes, ayudan a que la planta siga desarrollando su sistema radicular y a la vez su parte aérea, aunque esto no es totalmente necesario ya que también tengo cultivado directamente en la maceta final con excelentes resultados, con este sistema aceleraremos la fase de crecimiento debido a que al no realizar ningún trasplante las plantas no padecen ese estrés post-trasplantes.



Diferentes macetas en el cultivo de marihuana



Esto ya no es lo que era, cuando empecé a cultivar no existían ni la cuarta parte de los productos de los cuales disponemos en el mercado actual. Hoy en día disponemos de un sinfín de macetas, para todos los gustos y tipos de cultivo, de diferentes colores ya sea el cultivo de interior o exterior, la forma de las macetas (para aprovechar todo el espacio)

TIPOS DE MACETAS:


·         De Plástico:


Nos podemos encontrar con variedad de macetas y con distintos tamaños, las más usadas son las básicas pero también existen unas macetas de la misma forma pero más altas y estrechas, pudiendo aumentar algún ejemplar más en tu cultivo y aprovechando el espacio al máximo; también están las ya no tan nuevas aero-pot , son unas macetas con una serie de orificios extendidos por toda su superficie permitiendo el flujo de aire al interior, favoreciendo un repicado de raíces de forma natural y por consiguiente un mayor número de raíces secundarias por donde nuestras plantas de marihuana tomarán su alimento.

1.      Forma:

a)     Cuadradas
b)     Redondas
c)      Bolsas de polietilino
d)     Rejilla (Cultivos hidro o aeropónicos)

2.      Color:

a)     Negras
b)     Blancas

3.      Reutilización:

Las únicas no reutilizables son las bolsas de polietileno que las desecharemos siempre después de su uso; a este tipo de macetas tenemos que realizarle unos agujeros en la parte inferior para favorecer el drenaje del sustrato.

4.      Capacidades:

0.4, 0.7, 1, 2, 3.5, 5, 7 y 11 litros (Estos son los contenedores más comunes en el cultivo interior), luego para el cultivo exterior existen macetas de mayor tamaño 25, 50 y más capacidades.

5.      Comodidades:

Existen una serie de contenedores con asas y otros con ruedas, esto facilita su transporte para poder trasladarlas de un sitio a otro aprovechando las mayores horas de luz posibles. Sin embargo un gran inconveniente es la espirilización de la raíz en la parte baja de la maceta.


·         De Tela:


1.      Forma:

a)     Cuadradas
b)     Redondas
c)      Jardineras / verticales

2.      Color:
a)     Blancas
b)     redondas
c)      de colores

3.      Reutilización:

Son reutilizables pudiéndolas lavar y usar en próximos cultivos.

4.      Capacidades:

1.5, 3.5, 6.5, 8.5, 11, 13, 18, 21, 30, 40, 60, 100 y 200L, teniendo una amplia selección dependiendo de las necesidades de cada cultivador.


La gran pregunta ¿Y qué maceta elijo?


Lo primero a tener en cuenta es que tipo de cultivo vamos a hacer si interior o exterior, si nos decantamos por el primero podemos elegir las míticas macetas negras cuadradas (aprovechando el espacio) o macetas de tela de cualquier color pero, sin embargo, si vamos a realizar un cultivo en exterior es necesario que las macetas sean de color blanco, esto es debido a que este color refleja la luz favoreciendo al mantenimiento de una temperatura óptima en el interior de la maceta, el color negro capta toda la luz favoreciendo a un incremento de las temperaturas en el sustrato pudiendo llegar a quemar nuestras raíces, algo que no queremos que nos pase.

Para mi gusto las macetas de fieltro son idóneas para cualquier tipo de cultivo, favoreciendo una mayor aireación y oxigenación de las raíces, como un aumento de las raíces secundarias. Yo les pongo una capa de arlita al fondo favoreciendo el drenaje, la lleno de tierra poco a poco y para compactar el sustrato



Maceta de tela y cannalita



¿Qué ventajas presentan las macetas de tela frente a las habituales?


Gracias a su material (fieltro) permite el flujo del aire a través de la maceta obteniendo una mayor transpiración, mejorando las condiciones de temperatura (frío o calor) en el sustrato.

Nunca he sufrido con este tipo de macetas ningún encharcamiento de las raíces, porque gracias al alto índice de transpiración el sustrato completa el ciclo húmedo-seco con gran rapidez, impidiendo así que el sistema radicular fallezca por asfixia o podredumbre.

Gracias a las macetas de tela, al llegar la raíz al exterior se auto repica (debido al aire y la luz), favoreciéndonos en dos puntos: el primero, que vuelve a generar un gran número de raíces secundarias (gracias a esto nuestras plantas podrán asimilar una mayor cantidad de alimento) y de segundo, impide que se genere una espirilización en las raíces como ocurre en las macetas convencionales, para que no ocurra en las macetas se pueden levantar unos centímetros del suelo para que entre un poco de luz y aire por los agujeros de drenaje.

Poseen unas asas para poder transportarlas de un lado a otro de la casa.

Otra gran ventaja en relación a las de plástico, es el pequeño espacio que ocupan una vez recogidas y guardadas, podemos doblarlas y guardarlas al fondo de un armario o debajo de la cama, eso queda a vuestra elección.

Uno de los mejores resultados obtenidos con este tipo de macetas son con sistema de riego, he probado el de inundación y las plantas responden de maravilla.

Gracias al gran desarrollo radicular que generan las plantas con las macetas de tela, podemos bajar la capacidad del sustrato con respecto a las de plástico, ya que al generar mayor número de raíces secundarias (por donde se alimentan), son capaces de desarrollar su crecimiento más rápido y con unos resultados muy semejantes a la maceta de plástico de mayor tamaño.

El agua al no quedar nunca estancada y finalizar el ciclo húmedo-seco con rapidez, consiguen un refuerzo extra ante la aparición de algún tipo de hongo en nuestro cultivo. Con la macetas de fieltro prevenimos las fluctuaciones del PH debidos a la acumulación de sales en las macetas, consiguiendo plantas más rápidas, sanas y vigorosas.


Los contenedores de fieltro mejoran las condiciones térmicas del sustrato, en invierno las mantiene calientes y aireadas, mientras que en verano las mantiene frescas y ventiladas, ofreciéndonos siempre las mejores condiciones para nuestro cultivo.

¿Cómo lavar mis macetas de tela?


Es un sistema muy sencillo, llenamos una bañera con agua y sacamos todos los restos de tierra, suciedad, hojas… que puedan tener las macetas; una vez bien limpias procedemos a introducirlas en la lavadora, para ello usamos uno de los ciclo cortos añadiéndole un poco de detergente y suavizante para que nos queden como el primer día.


CONSEJOS:


Es recomendable utilizar un plato de drenaje y que este nunca este seco del todo (durante la etapa de crecimiento), dejando siempre algo de agua en el plato, a las macetas de fieltro les gusta el riego por capilaridad, cuando veamos que descendió el agua del plato añadiremos de nuevo, con esta técnica nuestras plantas tendrán disposición hídrica e alimentaria en todo momento. También tenemos la posibilidad de usar una bandeja de cultivo y hacer riegos por inundación (Las plantas irán absorbiendo el agua según lo vayan necesitando).

Durante la etapa de floración hay que dejar realizar el ciclo húmedo-seco, dejando que se sequen los primeros cm del sustrato, mejorando así su compactación.

Hay que estar mucho más pendientes de los riegos porque el ciclo húmedo-seco se acorta bastante, quiero decir que al poder circular libremente el aire a través del sustrato, este se seca mucho más rápidamente, por eso la técnica de regar por inundación.

Para un mejor drenaje en los contenedores podemos añadir una capa de unos pocos cm de arlita en el fondo, después añadir la tierra poco a poco en la maceta y para ir compactando la maceta, en vez de ir aplastándola con la mano, la agarraremos por las asas o esquinas y le daremos poco a poco unos golpecitos contra el suelo, notaremos como se compacta a las pocas sacudidas, quedando una tierra sin apelmazar y estupendo refugio para las raíces de nuestras plantas.

Cuando coloquemos las plantas es importante que los contenedores no estén en contacto los unos con los otros, dejando una pequeña separación mejoraremos la aireación de las macetas y evitaremos que se entrelacen unas raíces con otras.




Raíces en una maceta de tela y cannalita




Otro punto a favor de estas macetas es que ayudamos al medioambiente ya que las macetas de fieltro no contienen ningún plástico derivado del petróleo, a la vez de mejorar nuestros cultivos estamos colaborando con la naturaleza.


Últimamente no hay un cultivo que no use en algún ejemplar este tipo de macetas, actualmente estoy probando a mantener alguna madre en estos recipientes y con dos sustratos: en tierra y cannalita. En floración también estoy por cosechar una bubblegum que tiene una pinta excelente.

Como siempre recordaros que si leyendo el artículo decidís cambiar a las macetas de tela, no os vayáis a comprar marcas extrangeras cuando tenemos una de las mejores aquí en nuestro país, se llama Feltpot, una marca atendida por profesionales del sector, ellos te darán todos los consejos que necesites y con una amabilidad inigualable.

Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo artículo, buenos humos y a cultivar ideas
Imprimir Imprimir el artículo



0 comentarios:

Publicar un comentario


 

Cultivaunaidea.com

Cultivaunaidea.com es un blog dedicado a la enseñanza cannábica, cada persona podrá autocultivar su propia medicina sin recurrir al mercado negro, una de las grandes lacras que mantiene la prohibición del cannabis. Buenos humos y a cultivar ideas

work Publicidad

http Webs Amigas

map Contacto

person Sobre mí

place Galicia, España

person_add +RamónSouto


Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.