Ramón Souto

CEO Cultivaunaidea.com







jueves, 19 de octubre de 2017

SOG (Sea of Green) "El Mar Verde"

Cuando hablamos de técnicas para maximizar la producción en los cultivos de interior caben destacar dos prácticas muy habituales y fáciles de llevar a cabo si tenemos tiempo y somos pacientes. Son conocidas como SOG (Sea of Green) y SCROG (Screen of Green), en este artículo nos centraremos en el primer caso.
Con la técnica del SOG tenemos que utilizar un mayor número de individuos para poder llenar la zona de cultivo ya que, al darles un menor tiempo de crecimiento la plantas apenas crecen a lo ancho, formando una gran punta central que recibe la máxima cantidad de energía lumínica.
Imaginemos la imagen de un mar verde rellenando todos los huecos de nuestro armario, ofreciéndonos un mayor porcentaje de producción y disminuyendo el ciclo de cultivo al darles un menor tiempo en la fase de crecimiento.


¿Qué es el SOG?

EL SOG (Sea of Green), traducida al español como “Mar verde”,  esta técnica es muy utilizada en interior por cannabicultores de todo el mundo, gracias al SOG podremos aprovechar toda la superficie de nuestro armario.  
Consiste en llenar la superficie de cultivo con macetas de pequeño tamaño (las plantas que cosecharemos también serán de porte reducido). El tamaño de las macetas se recompensa con el número extra de ejemplares que incluimos en esta modalidad de cultivo.

Pasos Previos: ¿Qué preparar antes del SOG?

Cuando realizamos un cultivo “SOG” buscamos ante todo la mayor homogeneidad posible entre las plantas a cultivar (tamaño, distancia intermodal, tiempos de maduración y cosecha, resistencia a plagas y hongos...), para conseguir esto en indispensable disponer de una planta madre para que todos los ejemplares a cultivar sean idénticos. 
En todo caso de querer ahorrarnos todo el tiempo que implica la selección de una planta a partir de semilla podemos optar por llamar a algún conocido o amigo y preguntarle si nos cede alguna de sus selecciones para nuestro proyecto personal si por el contrario queremos realizar nosotros nuestra propia selección genética es recomendable partir de semillas regulares.
Una planta madre es aquella que guardamos por unas características determinadas (sabor, olor, potencia, estructura…) y la mantenemos en un ciclo vegetativo constante sin que llegue a inducirse nunca a floración. 
Para conseguir esto es muy sencillo basta con tener las plantas bajo un régimen continuo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad, con ello conseguiremos perdurar las especies durante años aplicándoles unos cuidados específicos.
Después de tener una planta madre seleccionada tendremos que darle el crecimiento y las podas adecuadas para que nos de todos los esquejes que necesitamos para la superficie que vayamos a utilizar.

¿Qué requisitos necesitamos para  los cuidados de una planta madre?

Necesitamos un espacio donde mantener a nuestra planta madre, un armario de 80x80x1,60 (podremos tener más de una genética) sería más que suficiente, en caso de no disponer de un armario podemos construirnos un habitáculo de similares dimensiones.
La iluminación es algo indispensable, para iluminar una superficie como esta necesitaremos como mínimo una bombilla de bajo consumo de 100 watios  de luz fría (espectro de 6400k). Las bombillas de bajo consumo son muy útiles para la conservación de plantas durante largos períodos de tiempo, este tipo de bombilla permite crecer a las plantas lentamente y con una distancia internodal corta.
 Aunque las bombillas de bajo consumo emiten mucho menos calor que el sodio y similares es necesario el uso de un termohigrómetro para mantener los parámetros de temperatura y humedad controlados. 
Para controlar los ciclos de luz necesitamos un aparato llamado temporizador que se encarga de encender y apagar el foco.
La ventilación es un factor muy importante para mantener a las plantas saludables, instalaremos un extractor de aire (100-200 m3/hora, más que suficiente para extraer los excesos de calor) en la parte alta del cultivo, se puede también instalar un intractor para introducir aire nuevo en el cultivo y un ventilador para remover el aire caliente del interior.
Los tratamientos fitosanitarios son indispensables para tener una madre saludable, que nos ofrezca una buena cantidad de esquejes.

Consejos para el mantenimiento de una planta madre:

Con respecto a la nutrición que debemos aplicar a nuestras “mamis” es muy sencillo, al ser plantas que están en perpetua fase de crecimiento, aplicaremos fertilizantes ricos en nitrógeno y otros microelementos para evitar la aparición de carencias. El uso de micorrizas y bacterias mantiene el sustrato vivo y facilita la absorción de nutrientes. De vez en cuando agradecerán que les apliquemos un abonado foliar con una dosis de abono muy reducida.
El uso de las podas para favorecer que las plantas no crezcan tanto en altura pero aumenten su porte arbustivo, aunque no necesitemos sacar esquejes,  muchas veces necesitaremos hacerle alguna poda a la planta para darle la forma deseada.
La continua práctica de podas en las plantas madre, facilita a las plagas y hongos el aparecer en nuestro cultivos.  Para que esto no suceda deberemos aplicar uno tratamientos preventivos y con ello todo irá sobre ruedas. 
Para ello acudiremos a algún grow shop, donde podremos conseguir un insecticida y fungicida natural como pueden ser el aceite de neem o la cola de caballo. 
Últimamente he estado probando un producto nuevo,  la propolita, , los productos a base de propoleo ayudan a prevenir hongos y bacterias a la vez que nos ayudan a cicatrizar las heridas provocadas por las podas.

¿Qué variedades son aptas para el SOG?

El SOG es una técnica ideal para variedades indica o con predominancia mayoritariamente indica, necesitamos plantas que ramifiquen poco, con una estatura baja y que desarrollen una gran flor apical, las sativas no se adaptan bien a este tipo de cultivo. 
Algunas variedades que responden muy bien al SOG, son las siguientes: Great White Shark, White Rino, Super Bud, Belladona, Negra 44, Bubba Kush, Northers Light X...Como podéis observar existe un amplio catálogo de variedades. Si aún así queremos probar un SOG con sativas es recomendable pasarlas a floración al poco de enraizar para poder controlar el tamaño.

¿Cómo hacer un SOG paso a paso?

Tomando como referencia un armario estándar de un metro cuadrado, necesitaremos unas 25 macetas para cubrir bien todo el espacio. Si cultivamos en medios inertes (coco, arlita...) el tamaño final de las macetas será de unos  3,25 (15x15x18 cm) litros mientras que si cultivamos en tierra finalizaremos en contenedores de 5 (18x18x25,5 cm) litros.
La práctica de trasplantes desde la germinación hasta antes de floración nos ayudará a controlar la altura y reducir la distancia internodal, favoreciendo a un aumento de la cosecha obteniendo puntas más grandes.
Para poder comenzar nuestro cultivo necesitaremos esquejar (algo muy sencillo si la madre tiene buena salud) nuestra planta madre para hacer enraizar 25 individuos idénticos (siempre pondremos algún ejemplar más por las posibles bajas que se pudieran ocasionar).  Antes de realizar el esquejado debemos de dejar de abonar la planta los 10 o 15 días previos y realizar un regado 30 minutos antes. 
Para realizar los esquejes cortaremos siempre la planta en un ángulo de 45ºC (con ello conseguiremos que la humedad no se acumule pudiendo pudrir el tallo), una vez cortados los introducimos inmediatamente en agua (2 o 3 horas) previniendo posibles embolias (entrada de una burbuja de aire por el tallo). 
Con mucho cuidado con un bisturí pelaremos la pare baja del tallo que vamos a enterrar y la untamos con hormonas de enraizamiento que nos facilitaran mucho el trabajo, una vez hecho los metemos en el medio (jiffy, lana de roca, tierra...) para su enraizamiento.  
El uso de vitamina B viene muy bien para favorecer la expansión del sistema radicular.  A las hojas más grandes les cortaremos las puntas porque al no tener raíz los esquejes se deshidratan muy fácilmente.
Una vez ya enraizados los pasamos a una maceta de un litro donde le daremos unas dos semanas de crecimiento. Un par de días antes del cambio de fotoperiodo a 12/12 hacemos el último trasplante y les dejamos dos días para que se acostumbren las raíces a su nueva casa.  Para ayudar a este proceso aplicamos un riego con algún estimulador radicular. 
Las plantas deben pasar a floración sobre los 20-25 cm para terminar con una altura final de entre 40 y 50 cm, para favorecer la penetración de la luz en las zonas inferiores.
Una vez pasada,  entrada la floración realizamos una poda de bajos o “lollypop”,  y la repetiremos 2 o 3 semanas después que es cuando la planta finaliza el estirón de la floración, con ello conseguiremos que toda la energía se centre en la parte de arriba de la planta consiguiendo cogollos más grandes y densos, a su vez también prevenimos  la aparición de hongos debido a la humedad de la parte baja del cultivo. 
Con las ramas que vamos podando se pueden preparar los esquejes para el próximo cultivo. En este tipo de cultivo no se realizará ninguna poda al ápice,  caso contrario no conseguiremos obtener la finalidad de este cultivo que es obtener cogollos enormes.
Según vayan pasando las semanas abonaremos las plantas según la tabla de abonado de la marca de fertilizantes que estemos usando. Un truco que suelo aplicar yo consiste en, desde la primera semana de floración,  empezar a utilizar un potenciador de flores a dosis muy reducidas e ir aumentándolo paulatinamente según avanza la floración.
Un par de semanas antes de finalizar el cultivo quitamos los abonos, realizamos un buen lavado de raíces y dejamos que las plantas amarilleen debido a que están alimentándose de sus sustancias de reserva, con esto conseguiremos mejorar las cualidades organolépticas de nuestra cosecha.
Ahora solo nos queda cosechar, manicurar, secar y curar nuestra sagrada planta.


Ventajas del sistema SOG:

  • Una de las principales ventajas del SOG es el obtener una cosecha igual o superior en un menor tiempo, pudiendo poner a florecer los esquejes dos semanas después de enraizar y cosechar a los dos meses.
  • Esta técnica la podemos realizar en espacios de tamaño reducido, ya que los ejemplares no llegan a alcanzar una gran altura.
  • Estaremos ahorrando en la factura de la luz unos cuantos euros que siempre viene bien, al ahorrarnos por lo menos 15 días en la etapa de crecimiento.
  • Menor tiempo de posible ataque de plagas, pudiendo cosechar antes de que aniquilen toda la cosecha.
  • Las flores centrales son de gran tamaño, duras como piedras y muy resinosas. Las plantas crecen con escasa ramificación, al recibir toda la luz todas las flores son de buen tamaño y de buena calidad.

Desventajas del sistema SOG:

  • Para cultivar en un metro cuadrado necesitaremos 25 clones si cultivamos en 2 metros cuadrados serían 50 clones, para esta cantidad de clones necesitaremos una planta madre de un buen tamaño, para alcanzar este tamaño necesita un buen tiempo de crecimiento y unas cuantas podas.
  • Regar tal cantidad de ejemplares a mano puede ser muy tedioso ya que, requiere un trabajo bastante elevado tener que ir regando una a una cada planta.
  • A la hora de mantener una limpieza en nuestro cuarto de cultivo es mucho más complicado con un mayor número de individuos.

Consejos:

  • La instalación de un sistema de riego por goteo con un depósito no facilitará mucho el trabajo ya que, regar 25 macetas a mano puede ser un trabajo bastante laborioso.
  • Cuando hagamos el trasplante final para entrar en floración podemos añadir tierra de buena calidad ya fertilizada con ello, conseguiremos que las plantas estén alimentadas durante un par de semanas antes de darle su primer suplemento alimenticio.
  • La regulación de PH y EC siempre nos favorece en la prevención de aparición de síntomas de carencias y excesos.
  • Mantener el agua de riego a uno 21-23ºC favorecerá al crecimiento radicular y a mantenerlo en un estado saludable, el agua demasiado fría pude llegar a paralizar el crecimiento de la planta.

Utilizando este método podremos obtener unas cosechas abundantes sin la necesidad de gastar un dineral en todos los cultivos en semillas.  Si mantenemos un armario con nuestras genéticas preferidas solo necesitaremos recurrir a las semillas para incorporar un nuevo ejemplar al armario, ya que necesitaremos un buen número de semillas para hacer una buena selección.



0 comentarios:

Publicar un comentario


 

Cultivaunaidea.com

Cultivaunaidea.com es un blog dedicado a la enseñanza cannábica, cada persona podrá autocultivar su propia medicina sin recurrir al mercado negro, una de las grandes lacras que mantiene la prohibición del cannabis. Buenos humos y a cultivar ideas

work Publicidad

http Webs Amigas

map Contacto

person Sobre mí

place Galicia, España

person_add +RamónSouto


Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.